El arte de prestar atención

Publicada en Publicada en Revista Summit 4Life Distribuidores

 

listening-WEB

4Life Summit

¿Con qué frecuencia sales a cenar con tu familia o amigos y te distraes con un mensaje de texto, o una publicación en las redes sociales, o incluso un divertido video? ¿Empiezan a revisar sus teléfonos cuando se agotan los temas de conversación? La tecnología actual permite conectarnos, pero también hace más fácil distraernos y dejar de prestar atención a los demás.

Escuchar atentamente es una valiosa habilidad que fortalece nuestras relaciones personales y profesionales. Cuando una persona sabe escuchar hace sentir a los demás que los respeta, y esto a su vez hace que la respeten. Cuando prestas atención a tus clientes, puedes entender mejor sus necesidades y puedes ayudarlos mejor. A continuación te presentamos diez consejos para mejorar tus habilidades para escuchar y mantenerte conectado con las personas que te rodean.

10 pasos para mejorar tu habilidad para escuchar

Elige uno de los siguientes consejos y ponlo en práctica en tus conversaciones diarias. Recuerda que la práctica hace al maestro.

1 – Evita distracciones. Es fácil distraerse cuando tienes a tu alcance potenciales distractores. Cuando te reúnas con un cliente nuevo, elige un lugar silencioso, guarda tu teléfono, y apaga el televisor. Si organizas una reunión en casa, pide a los asistentes que dejen sus teléfonos en un cesto que hayas designado para ese fin, hasta el final de la reunión.

2 – Guarda los distractores cuando no los ocupes. ¿Deseas compartir con tu cliente potencial un video? Muy bien, pero tan pronto como termine, discútanlo y apaga tu computadora para que no te distraigan futuros correos electrónicos o notificaciones de las redes sociales.

3 – Muestra interés sincero. Rétate a aprender algo de todas las personas que conozcas. Ponte como meta personal encontrar valor en todo lo que te quieran compartir. Si por alguna razón no logras concentrarte en la conversación, imagina que se trata de un viejo amigo y quieres ponerte al día con él.

4 – Regla 75/25. Pon en práctica esta sencilla regla y permite que la otra persona hable tres cuartas partes del tiempo y tú el 25% restante.

5 – Mantente enfocado. Piensa que al final de la conversación tendrás que responder un cuestionario. Esto hará que prestes toda tu atención en lo que está diciendo la otra persona en lugar de lo que vas a responderle.

6 – No interrumpas. Permite que la otra persona concluya sus frases e ideas antes de responder. Si tienes algo que decirle, escríbelo en lugar de interrumpirla. En una reunión con varias personas, tomen turnos para hablar.

7 – Sé respetuoso. ¿Tienes algo importante que discutir? Evita los chistes, comentarios divertidos, incluso reserva ese video divertido para un momento más apropiado.

8 – Muestra que estás atento. Cuando la otra persona esté hablando, mírala a los ojos. Asienta con la cabeza y responde con frases como “Entiendo” o “¿Qué más?”. Ponte de pie o siéntate de frente a la persona, y evita jugar con tu bolígrafo o joyas. Si le das una respuesta valiosa la persona seguirá compartiendo contigo sus ideas.

9 – Repite lo que la persona te dice. Cuando la persona haga una pausa, aprovecha para resumir lo que te ha dicho y para hacerle preguntas si lo necesitas. Hazle preguntas que requieran respuestas concretas, esto demostrará que prestaste atención.

10 – Practica con los miembros de tu equipo. Saber escuchar es una habilidad que puede llegarse a dominar con la práctica. En tu siguiente reunión o evento, hagan un ejercicio. Pídele a alguien que hable por cinco minutos, y al terminar pide a los demás que escriban lo que escucharon. Comparen sus anotaciones y trabajen en equipo para mejorar sus habilidades.

Conforme vayas mejorando tu capacitad para escuchar, aprenderás más sobre las personas, harás nuevos amigos, entenderás mejor las necesidades de tus clientes, y podrás dar mejores consejos como constructor del negocio 4Life®.

Qué tan bien sabes escuchar

Reflexiona sobre tu más reciente conversación y evalúa qué tan bien sabes escuchar. Responde el siguiente cuestionario y después ponte como reto mejorar en un área a la vez.

  1. Describe el ambiente.
  2. ¿Cuántas veces revisaste tu celular o computadora?
  3. ¿Qué porcentaje de tiempo hablaste y qué porcentaje escuchaste?
  4. ¿Le diste pistas a la otra persona que le dieran a entender que prestabas atención?
  5. ¿Hiciste preguntas para aclarar o mantener la conversación fluyendo?
  6. ¿Recuerdas algún detalle de la conversación?
  7. ¿Qué aprendiste de esa persona?
  8. ¿Ayudaste a evitar que la conversación se desviara del tema?